Te interesa plantar ajo, te decimos como cultivarlo en casa.

El ajo es uno de los ingredientes mas utilizados desde hace siglos en la cocina para la preparación de una gran variedad de suculentos platos además de sus beneficios para la salud. Aunque parece una tarea difícil plantar ajo en casa no es así. A parte de que tener tu planta de ajo en casa es muy económica, también te da la seguridad de que estarán libres de químicos que afectan tu salud.

Te interesa plantar ajo, te decimos como plantarlo, cultivarlo y cosecharlo.

Lo primero para planta con éxito es ubicar un lugar adecuado para el desarrollo de la planta. El ajo necesita de mucho sol pleno, pero puede tolerar la sombra parcial, siempre y cuando no sea por mucho tiempo durante el día o la temporada de crecimiento. El suelo debe estar bien cavado y quebradizo. Arcilloso es el mejor.

Si lo vas a hacer en una maceta asegúrate de que la tierra tenga un buen drenaje. Una vez tengas listo tu terreno, elige que el ajo a utilizar sea fresco, mejor aun si no ha sido ociado con químicos. Luego procedes a romper los ajos. Ten cuidado de no dañar los dientes en su base, donde se unen a la placa de ajo. Si la base está dañada, el ajo no va a crecer.

Si estas entre los 18 a los 45 debes saber esto ¡puede salvar tu vida!

Planta los dientes grandes. Los dientes más pequeños ocupan la misma cantidad de espacio en la cama de siembra, pero producen bulbos mucho más pequeños.

Empuja cada clavo en el suelo. Dirige la punta hacia arriba y planta los dientes alrededor de 2 pulgadas (5 cm) de profundidad. Los dientes deben tener una separación de unos 20 cm (8 pulgadas) de separación para mejores condiciones de crecimiento.

Riega las plantas con frecuencia.  Los ajos recién plantados deben mantenerse húmedos para ayudar a que las raíces se desarrollen. No te exceda en agua, ya que el ajo no crece bien, o incluso puede pudrirse, si empapan durante los meses fríos.

COMPARTIR EN: